jueves, junio 30, 2022
InicioHogar"Y vuelta a ti Europa...". Nueva entrada de barclayswealthblog.com

«Y vuelta a ti Europa…». Nueva entrada de barclayswealthblog.com

Publicado: 12 de Agosto por barclayswealthblog.com.

Separar la señal de las interferencias durante las perturbaciones de los mercados de esta semana ha supuesto una dura prueba para los sentidos. La rebaja de la calificación de la deuda de EE UU ha producido el resultado esperado, con la correspondiente volatilidad de los mercados. Para añadir más desconcierto, los datos sobre la productividad y los costes laborales y la subida de los seguros de impago de deuda en Francia y Alemania y el proceso de venta global generalizada en el que estamos inmersos cobran sentido. Sospecho que los inversores están sufriendo un hartazgo de titulares y están abandonando el mercado. En esencia, nuestra visión del mundo sigue siendo que no nos estamos adentrando en una nueva recesión. La economía sigue creciendo, aunque a un ritmo dolorosamente lento. Sin embargo, el anuncio de los datos revisados del PIB para el primer trimestre y de productividad, conjuntamente con los últimos sondeos en los sectores de las manufacturas y los servicios, hacen crecer el riesgo de que estemos cayendo en una nueva recesión. Teniendo en cuenta esta eventualidad, nuestro foco sigue estando en el empleo y el comportamiento de los consumidores. Con una economía relacionada aproximadamente en un 70% con el consumo, el consumidor es el verdadero protagonista de este drama. A juzgar por el incremento de las ventas al por menor en julio, el consumidor sigue haciendo su parte, apoyando la economía.

El verdadero escenario de la actual huida de los mercados es Europa. El coste del seguro contra impagos de la deuda soberana de Francia y Alemania subió la semana pasada. Los mercados están claramente preocupados por la situación de Francia. Si unimos el movimiento en el coste del seguro contra impagos de la deuda soberana y la cada vez mayor aversión de los bancos europeos al riesgo   de prestarse dinero mutuamente (evaluado a través del diferencial Euribor-OIS), la convulsa reacción de los mercados parece lógica. Estas tensiones llevarán a los dirigentes europeos a esforzarse aún más en apoyar a las economías periféricas y, al mismo tiempo, respaldar sus propias políticas fiscales. Las noticias llegadas de Europa serán, probablemente, la clave del comportamiento de los mercados la próxima semana. Esperando los comentarios del BCE, Alemania y Francia de que están preparados para hacer lo que sea necesario para apoyar la integridad del euro.

Pesadilla en Wall Street 

Las operaciones basadas en el temor están de moda. El franco suizo, el oro, el yen y los bonos de EE UU se han beneficiado de la alteración global. El oro ha subido más del 20% desde el 1 de julio, la cotización de la «reliquia bárbara» ha crecido exponencialmente en paralelo al rechazo a las monedas nacionales.

Los inversores se enfrentan a dos cuestiones fundamentales: ¿sufrirán los EE UU otra recesión? y ¿sobrevivirá el euro? Aunque los riesgos han crecido a medida que la actividad económica se ha ralentizado, el hecho es que se siguen creando empleos, los beneficios de las empresas siguen siendo sólidos y con capacidad de recuperación y los consumidores siguen gastando. En cuanto a la supervivencia del euro, se ha invertido demasiado capital político y financiero como para dejarlo morir. La unión monetaria es una empresa enorme y muy compleja. En las décadas de planificación, los líderes de la Eurozona se han mostrado firmes en una cosa: la voluntad de hacer lo que sea necesario para apoyarse mutuamente en nombre de la unión económica. Sin duda, esto llevará inexorablemente a una mayor integración económica y probablemente a la creación de un Ministerio de Finanzas de la Eurozona, el equivalente europeo al Departamento del Tesoro de EE UU. Algunos han llegado a decir que esto dará lugar a los Estados Unidos de Europa, eso sí, a menos que la población alemana diga ¡basta!

Juegos de guerra económicos

Imaginarse lo que ocurriría en diferentes escenarios económicos es instructivo. Atendiendo a las recesiones desde 1945, la duración media de una contracción es de 11 meses y la caída de la actividad económica es del 1,5%. Los mercados financieros caen de media un 5,5%. Los beneficios caen de media un 15,7%.
Incluso si las ganancias del índice S&P 500 cayesen un 15,7% respecto al actual consenso para 2011, estimado en 99,35$ , el mercado seguiría moviéndose a un precio / ganancias múltiplo de 14, por debajo de la media de los últimos diez años.  A los niveles actuales, el Sr. Mercado ha descontado con creces una posible recesión.

¿Y si los pesimistas se equivocan?  Con los mercados moviéndose por debajo de doce veces las ganancias de este año, una revisión de la calificación de los bonos de EE UU es claramente coherente. Si el nivel de los beneficios corporativos sigue siendo tan resistente en la segunda mitad del año como lo fue en la primera, el índice S&P debería crecer un 20% o más respecto a los niveles actuales. Si, tal y como se espera, la economía no entra en recesión, el mercado está barato desde distintos puntos de vista. Incluso con un crecimiento del PIB del 1,5-2%, aunque no se pueda hablar de recesión, un crecimiento tan débil transmite la sensación de una economía desanimada.

Una visión diferente

La atracción de la deuda soberana como puerto seguro es comprensible. Lo que no resulta tan fácil de entender es por qué resulta tan cara esta deuda. Si nos fijamos en la ratio de ganancias de precios en los bonos de naciones soberanas en los últimos diez años y los comparamos con el correspondiente mercado de valores de cada país, los resultados son notables. El mercado alcista en la deuda soberana está en lo más alto. Con un múltiplo de 46, la deuda pública de EE UU parece extremadamente sobrevalorada en relación con el mercado de valores. Si se combina esto con un interés real negativo, la defensa de la deuda soberana es débil. De hecho, a estos niveles, es difícil defender los Bonos de Mercados Desarrollados como inversión a largo o corto plazo, ya que están en buena medida en retroceso.

Hans F. Olsen, CFA
Head of Investment Strategy Americas

 

Este documento ha sido emitido y aprobado por Barclays Bank PLC. Aunque la información de este documento ha sido obtenida de fuentes supuestamente fiables, no garantizamos su exactitud, y tal información puede ser incompleta o condensada. Este documento no es un folleto, oferta, invitación o solicitud para comprar o vender valores y  no está previsto para ofrecer una base para cualquier evaluación de valores o cualquier otro instrumento, que puede estar incluido en el mismo. Todas las estimaciones y opiniones incluidas en este documento constituyen nuestra valoración en la fecha del documento y pueden estar sujetos a cambio sin aviso. Este documento no es una recomendación personal y usted debería considerar si puede tener en cuenta cualquier opinión o afirmación contenida en este documento sin buscar otro consejo hecho a medida para sus circunstancias personales.  Este documento es confidencial y se distribuye únicamente a ciertas personas seleccionadas. No puede ser reproducido o hecho público (en total o en parte) a cualquier otra persona sin permiso escrito previo. La ley o regulación en ciertos países puede restringir la forma de distribución de este documento y las personas que reciban este documento son requeridas a informarse y observar tales restricciones. Nosotros o nuestros afiliados  pueden haber hecho uso de material de este documento previo a su publicación. Usted debería buscar consejo en lo que se refiera a cualquier impacto que pudiera tener en su posición fiscal por parte de su propio asesor fiscal.

Barclays Wealth es la división de gestión de carteras de  Barclays y opera a través de  Barclays Bank PLC y sus subsidiarias. Barclays Bank PLC está registrado en Inglaterra y autorizado y regulado por  la Autoridad de Servicios Financiera ( FSA). El número de Registro es 1026167 y su oficina de registro es  1 Churchill Place, Londres E14 5HP.
© Barclays Bank PLC 2006.  Todos los derechos reservados.  Emitido por compañías que incluyen  Barclays Bank PLC (Reg. No. 1026167), Barclays Stockbrokers Limited (Reg. No. 1986161), un miembro del  London Stock Exchange y PLUS, Barclays Sharedealing (Reg. No. 2092410), Barclays Bank Trust Company Limited (Reg. No. 920880) y  Gerrard Investment Management Limited (Reg No. 2752982), un miembro del London Stock Exchange. Todas estas compañías están registradas en Inglaterra y su oficina registrada en: 1 Churchill Place, Londres E14 5HP. Todas estas empresas están autorizadas por la Autoridad de Servicios Financieros ( FSA)

Fuente: blog Barclays Wealth.

El presente documento es una traducción al castellano de un documento cuyo original está redactado en inglés por PLC.

Ir a la sección de Inversión

Barclays – Novedades Comerciales

David
David
Enganchado a las redes sociales, twittero de nacimiento. Consumista innato, deportista, amante de los libros, a la última en secretos de mujer, cocinillas… En definitiva me encanta estudiar todo lo que me rodea. Mis amigos dicen que vivo al límite.
RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Most Popular

Recent Comments